¿Qué es la grasa visceral y cómo reducirla?

¿Te ha pasado que bajas algunos kilos y el porcentaje de grasa, y te sientes orgulloso; pero el nutriólogo te dice que la grasa visceral se quedó igual? ¡Tranquilo! Te contamos qué es la grasa visceral y cómo reducirla; además, en qué se diferencia de la subcutánea.

El exceso de grasa y peso siempre ha sido un problema para los mexicanos. Y cómo no, si estamos rodeados de platillos deliciosos y muchos tenemos una vida poco activa, lo que puede causarnos problemas.

Lo importante es encontrar el punto de equilibrio para disfrutar lo que nos gusta, sin abusar, y hacer ejercicio. De lo contrario, no sorprende esa grasita corporal que, de repente, nos orilla al temido “botonazo”.

Qué es y cómo reducir la grasa visceral

No toda la grasa que se almacena es igual, ni tiene las mismas características; sin embargo, un exceso de esta es resultado de una alimentación poco saludable y una vida sedentaria. El primer paso es reconocer la diferencia entre grasa visceral y subcutánea.

La subcutánea ayuda a reponer las reservas de energía, da vitalidad y genera calor cuando hace frío; se produce mediante los alimentos y se almacena en la zona subcutánea, de ahí su nombre. Pero si no se elimina el exceso, se acumula y se hace presente en cualquier parte del cuerpo: abdomen, brazos, piernas, espalda, etc., en otras palabras, es la que puedes pellizcar.

Seguro que alguna vez, el nutriólogo usó una especie de pinza, llamada “plicómetro”, con la que apretó algún rollito del abdomen y del brazo, una manera de medir ese tipo de grasa.

Por su parte, la grasa visceral se encuentra en la zona del abdomen y rodea a los órganos internos. En cantidades elevadas genera sustancias tóxicas que pueden causar problemas metabólicos, como resistencia a la insulina y diabetes, así como hipertensión, trastornos hormonales, problemas de circulación y cardiacos, entre otros.

A diferencia de la subcutánea, esta no se ve; de hecho, puede haber personas con un peso e índice de masa corporal adecuados, pero con un nivel alto de grasa visceral.

También debemos considerar que no es necesario eliminar la grasa visceral por completo; en cantidad normal ayuda a proteger los órganos internos. El exceso es lo que resulta peligroso.

Este tipo de grasa se determina al medir los centímetros de la cintura; si en el caso de los hombres supera los 102 centímetros, nos pone en riesgo. Otra manera es con báscula de bioimpedancia que mida la composición corporal, cuyo resultado de grasa visceral debe ser bajo para considerarse saludable.

Diagrama grasa visceral y subcutánea

Consejos para reducirla:

Llevar una buena alimentación:


Es la base para estar saludable; “eres lo que comes”, no lo olvides. La grasa es necesaria para el cuerpo, le proporciona energía y protege órganos; pero su consumo debe ser moderado y de origen natural. No se trata de eliminarla por completo, solo debemos elegir mejor: frutos secos, aguacate, aceite de aguacate o coco para cocinar, aceite de oliva para ensaladas, atún, crema de cacahuate o de almendra sin azúcar, salmón, soya…

Lo ideal es comenzar a reducir el consumo de carbohidratos simples: azúcares refinadas, pan dulce, galletas… estos alimentos se convierten en grasa. Opta por carbohidratos completos: cereales integrales, verduras, frutos secos, legumbres, semillas de girasol y verduras de hojas verdes, entre otros.

La recomendación es acudir al especialista e indique un plan alimenticio personalizado: cada persona tiene necesidades diferentes.

Hacer ejercicio aeróbico como correr ayudara a reducir la grasa visceral

Hacer ejercicio


En especial, el aeróbico; obliga a que el cuerpo consiga energía mediante la oxidación de grasa. Opciones: correr, andar en bicicleta, nadar, caminar, bailar, etc.

Aumentar el consumo de fibra


Esto ayuda a mantener la saciedad por más tiempo; evita los excesos de comida.

Menos alcohol


Favorece el almacenamiento de grasa, incluida la visceral; detiene su oxidación.

Reducir el estrés


Cuando estamos estresados generamos cortisol, la hormona del estrés, y su exceso puede aumentar la grasa en el cuerpo.

Ya sabes qué es la grasa visceral y cómo reducirla, ahora es momento de tomar las riendas de tu salud y mejorar hábitos para cuidarte y sentirte bien. Te sugerimos conocer los snacks saludables https://alfaformen.com/informate/snacks-ricos-y-saludables para cuidar tu cuerpo y que puedes incluir en tu día a día. Recuerda: estás en el mejor momento, ¡no dejes pasar más tiempo!